fbpx
Crisis hostelera: reinventarse o morir

Crisis hostelera: reinventarse o morir

Mesas vacías, locales en quiebra y hoteles que ya no albergan huéspedes: así está el sector hostelero en nuestro país actualmente. La tercera ola arrasa a su paso a los pocos negocios que consiguieron escapar de las dos anteriores y es que ya son cerca de 70.000 los comercios del sector hostelero que han tenido que cerrar sus puertas desde que empezó la pandemia el año pasado (elEconomista).

No obstante, tal y como decía el arquitecto Norman Foster, los mejores proyectos surgen de las mayores dificultades. Es precisamente esto lo que demuestran algunos visionarios del sector hostelero que han conseguido encontrar una solución a esta crisis partiendo de la reinvención. ¿Quieres saber de quiénes estamos hablando? Sigue leyendo y te lo contamos…

El caso XO

Desde que, en el año 2007, inauguró su primer restaurante en Madrid, el chef madrileño ha sido conocido en todo el mundo por su propuesta gastronómica. La experiencia que ofrecía en su local, tan distinta a lo que cualquier persona esperaría encontrar en un restaurante, le sirvió para posicionarse como uno de los grandes referentes en el campo de la innovación.

Era un secreto a voces que Dabiz Muñoz encontraría una solución disruptiva para su negocio.

Era un secreto a voces que Dabiz Muñoz encontraría una solución disruptiva para su negocio y no son pocas las alternativas que ha sabido aprovechar para seguir manteniendo con vida su negocio. GoXO fue la primera de las alternativas que propuso inicialmente: comida para llevar en Madrid y Barcelona. Más adelante, bajo la forma de un foodtruck poco convencional, el chef y su equipo pasaron a ofrecer a quienes estuvieran dispuestos a hacer una larga cola la posibilidad de saborear una versión sofisticada y diferente de lo que todos entendíamos por un perrito caliente.

Crisis hostelera: reinventarse o morir
La nueva apuesta de Dabiz Muñoz: los perritos de GoXO.

Pero ahí no acaba todo. Dabiz Muñoz ha sabido ir todavía un paso más allá y transportar su marca a un mercado totalmente distinto: el del gran consumo. Si durante las navidades, unos pocos afortunados tuvieron la oportunidad de poder disfrutar del roscón de reyes de GoXO, ahora, el chef ha anunciado una colaboración con Bimbo para reinventar sus míticos Donuts. Eso sí, de momento, estarán disponibles solo por un tiempo limitado.

Los bollos que conquistaron España… dos veces.

Hace tan solo un par de años, Manolo Bakes y sus populares croissants, los Manolitos, invadieron algunas de las principales ciudades de España. Por aquel entonces, Madrid, Valencia, Barcelona o La Coruña eran tan solo el prefacio de lo que ocurriría el año siguiente, a raíz de la situación de emergencia sanitaria que comenzó en el mes de marzo.

Crisis hostelera: reinventarse o morir
Los Manolitos que han arrasado durante el confinamiento.

Con el confinamiento, muchas de las empresas del sector de la restauración se vieron obligadas a apostar por la comida para llevar. Este horno decidió aprovechar la situación para dar un giro de 360º y reinventarse. Manolo Bakes y sus cajas de Manolitos a domicilio comenzaron a generar un storytelling propio que hizo que su valor de marca trascendiera sus locales y emplazamientos físicos. De esta manera, los Manolitos dejaron de ser un simple bollo para ser una manera distinta de tener un detalle con los tuyos o contigo mismo durante el confinamiento.

Los hoteles ya no serán solo para dormir.

Al igual que sucedía en el caso de la restauración, los hoteles han experimentado una descomunal caída en el número de clientes. Ante esta situación, algunos grupos hoteleros como Accor, Meliá, Iberostar o NH han decidido apostar por el coworking y la conversión de las habitaciones en algo parecido a unas oficinas, pero con algunos servicios añadidos.

Crisis hostelera: reinventarse o morir
Despacho de una habitación de hotel destinada al teletrabajo.

Entre sus ofertas, se ofrecen amplios escritorios, impresoras, conexión a internet de alta velocidad e incluso sillas ergonómicas. De esta manera, las cadenas hoteleras se han reinventado totalmente para llegar a ofrecer una alternativa híbrida y sólida entre el teletrabajo y la oficina. De momento, se trata de una solución innovadora para remediar las pérdidas provocadas por todas aquellas habitaciones que se habían quedado vacías.

Aunque estos tan solo son algunos ejemplos concretos, de cómo la innovación puede ayudar a afrontar las situaciones de crisis. Todos estos negocios tienen un punto en común: su valor de marca. Ya sea internacionalmente, como en el caso de las cadenas de hoteles o del chef Dabiz Muñoz, o en una escala más reducida, como hemos visto con Manolo Bakes, la marca es el elemento que les ha permitido apostar por un nuevo enfoque de sus negocios y seguir contando con la aprobación de sus clientes. Es el momento de que las marcas comiencen a analizar los cambios de comportamiento de sus consumidores y se adapten a ellos.

¿Vosotros qué pensáis?

Deja tu comentario

¡Hola! Gracias por visitarnos. Tenemos que informarte que esta web utiliza cookies de terceros para conocer los hábitos de navegación y mejorar el site. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies de conformidad con nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad
×